Higuerote, 21.10.2014
 
PDF Imprimir Correo electrónico

EL RECIBO DE GASTOS DE CONDOMINIO 

Tema muy relevante y poco tocado es el relacionado con el recibo de gastos del condominio y sus connotaciones legales. Por ello, daremos algunos breves señalamientos en este sentido. 

Lo primero que debemos saber es que el recibo de gastos del condominio es un documento, que antes de ser pagado constituye una planilla o liquidación, y una vez pagado, se transforma entonces en un verdadero recibo, ya que es en ese momento en que el acreedor, -que en nuestro caso es la comunidad de propietarios-, declara haber recibido alguna cantidad de dinero por parte del propietario que se trate. 

El recibo de gastos del condominio es un documento al cual la ley le otorga “fuerza ejecutiva”. Esto significa que tiene la misma jerarquía legal que una letra de cambio o un documento notariado. Se presume, salvo prueba en contrario, que los datos que contiene son ciertos. En consecuencia, el administrador, en caso de falta de pago oportuno, podría llegar a exigir su pago por la vía judicial, es decir, a través de la demanda en un tribunal. 

El recibo de gastos del condominio es el documento que contiene y demuestra la deuda de gastos comunes que le corresponde a cada propietario de algún inmueble regulado bajo la Ley de Propiedad Horizontal en el periodo de un mes, aunque puede reflejar los datos de deudas acumuladas de otros periodos. 

Todo recibo de gastos del condominio, debe contener, al menos, la siguiente información: 

Nombre del Edificio, Conjunto o Centro comercial a que se refiere y número de R.I.F. de esa comunidad. 

Nombre y número de R.I.F. de la Administradora. 

Identificación del apartamento, local, depósito o inmueble deudor del recibo. 

Porcentaje o alícuota que sirva de base para el calculo del monto del gasto a cobrar al propietario, de acuerdo con lo que establezca el documento de condominio. 

Mes y año correspondiente a cobrar. 

Descripción de los gastos comunes efectuados en el mes. 

Monto acumulado de fondo de reserva y de otros fondos creados. 

Deuda del mes respectivo del propietario destinatario del recibo y su deuda acumulada en caso de que la hubiere. 

Los recibos de gastos del condominio, además pueden contener otros datos, como gastos no comunes que hayan sido originados por el propietario destinatario del recibo y que tengan que ver directamente con la administración de las cosas comunes. Si el concepto a cobrar dentro del recibo de condominio, repito, no está relacionado directamente con la administración y mantenimiento de las áreas comunes, sería ilegal imputarlo dentro del recibo, salvo que en asamblea de copropietarios se hubiese determinado o acordado algún gasto común que no tenga que ver con las áreas del condominio pero que beneficie a la comunidad, por ejemplo, el pago de servicio de vigilancia de la urbanización, etc. 

En principio la sumatoria de las cantidades de dinero reflejadas en todos los recibos de condominio en un mes de un conjunto residencial, centro comercial, etc., deben totalizar el cien por ciento (100%) de los gastos comunes. 

Los recibos de gastos del condominio, reflejan deudas que corresponden realmente al apartamento, local o inmueble respectivo. Esto significa que la persona que compre o adquiera un inmueble regulado bajo la Ley de Propiedad Horizontal, estará en la obligación de pagar los recibos de gastos de condominio no pagados aun de fechas anteriores al momento en que adquirió o compró su inmueble (art. 13 LPH). 

Con relación al cobro del Impuesto al valor Agregado IVA y si este Impuesto debe aparecer reflejado en los recibos de gastos de condominio, debo señalar que las comunidades de propietarios reguladas o regidas bajo la ley de propiedad Horizontal no se encuentran obligadas a efectuarlo, debido a que son entidades sin fines de lucro las cuales no realizan actividades comerciales que generan enriquecimientos netos o ganancias (ver Art. 8 Ley del IVA y la Providencia N° 257 que establece las Normas Generales de Emisión de facturas y otros documentos). Por ello, en los recibos de gastos de condominio, no debe aparecer reflejado el cobro de este impuesto, ni resulta necesario cumplir con las formalidades de las facturas comerciales señaladas en la citada Providencia Nº 257. Claro está, si en el edificio o centro comercial, hay locales o espacios comunes destinados legalmente a ser alquilados, las facturas que el condominio emita a cada inquilino para cobrar estos alquileres deben contener el cobro del IVA y deben llenar los requisitos legales y formales establecidos en la citada Providencia legal. Igualmente la Administradora, en caso de ser un tercero distinto a la Junta de Condominio, deberá cobrar el IVA a la comunidad de copropietarios por los servicios que presta. 

Enrique Herrera Silla 

Abogado 

www.enriqueherrera.com.ve 

Skype: enrique.herrera62 

Twitter: @minutolegal 

 

Especialistas en Cobranza de Morosidad en Condominios

Servicios Jurídicos

Somos asesores de administradoras y juntas de condominio

Propiedades nuevas

Casa Chirimena
Alcatraz Suites
APARTAMENTO BAHIA AZUL (VISTA LINDA) HIGUEROTE